Millones de ordenadores afectados por un fallo en los procesadores de Intel

Un error en el diseño de los chips de Intel pone en peligro la seguridad del sistema.

Un grave error en el diseño de sus procesadores podría acarrear serios problemas de seguridad tanto para fabricantes y desarrolladores como para usuarios

Este error en los procesadores da acceso a cualquier aplicación a espacios de memoria reservados. Un hacker podría aprovechar este error para ganar permiso de “superusuario” y controlar el sistema de forma remota. Así, el atacante podría acceder a la memoria del núcleo del sistema operativo, el espacio oculto donde se guarda información sensible como contraseñas.

Para proteger esta información, la memoria del núcleo está dividida en diferentes espacios, pero a través de este fallo un atacante puede acceder de un espacio a otro. Según los expertos, el error no se puede resolver con una actualización del microcódigo; la única forma es mediante parches en el sistema operativo de cada dispositivo.